Campanópolis, una aldea medieval en Buenos Aires

Sabías que hay una aldea medieval en Buenos Aires?

Hoy te contamos cómo llegar y qué podés ver en este destino tan especial y diferente cerca de Buenos Aires.

Quién creó Campanópolis?

La aldea fue creada por Antonio Campana, un descendiente de italianos que nació en Avellaneda y vivió en Buenos Aires toda su vida.

Don Antonio fue un empresario que luego de ser diagnosticado de cáncer vendió sus empresas y decidió construir inicialmente una casa de fin de semana.

Pero fueron pasando cosas, como se dice ahora.

Campanopolis, aldea medieval

Con los años, y desplegando su imaginación, garabateando sobre papeles sus ideas, fue haciendo realidad sus sueños.

No sabemos a ciencia cierta qué fue lo que lo impulsó a construir esta aldea, porque cada una de las edificaciones no son habitables, pero ha dejado un legado muy interesante en la zona, y por cierto, fuera de lo común.

Todo fue construido con materiales de demoliciones que Antonio Campana iba consiguiendo, así que en el recorrido pudimos ver puertas, ventanas, escaleras y objetos de lugares que alguna vez fueron emblemáticos.

Campanópolis

Cómo llegar desde la Ciudad de Buenos Aires?

Nosotros salimos desde la Ciudad de Buenos Aires tomando la autopista Buenos Aires – Cañuelas y luego la Autopista Perón hasta la avenida Manuel de Rosas y Ruta Nacional 3.

Llegando a la intersección con la calle Bariloche en González Catan, transitamos unas cuadras más hasta llegar al acceso al predio.

Campanópolis

Confesamos que inicialmente nos parecía que llegar hasta Campanópolis era complejo, sin embargo el trayecto en autopista y avenidas hasta el ingreso, fue muy sencillo y rápido.

Es necesario reservar y comprar a entrada con anticipación?

Si, es importante comprar la entrada con anticipación, porque no es posible adquirirlas en el predio.

Para realizar la compra anticipada, te recomendamos ingresar a la web donde tenés información de días y horarios.

El valor de la entrada para visitantes particulares es de $ 2000 (el precio puede variar) y hay un amplio estacionamiento gratuito en el predio.

Ademas de las visitas guiadas, se pueden hacer reservas para producciones sociales, comerciales, publicitarias y eventos.

Campanópolis

Qué ver en Campanópolis?

La aldea antigua

En el recorrido, lo primero que visitamos fue la aldea antigua, que es un área que agrupa las primeras construcciones que realizó Antonio Campana.

La Casa de la Cebolla nos atrapó inmediatamente por ser una simpática construcción con ventanales, chimeneas y detalles muy particulares.

Casa de la cebolla en Campanópolis

A medida que avanzamos en el paseo, fuimos descubriendo pasajes angostos que nos trasladaron a algunos pueblos europeos, con adoquines en sus pisos y paredes en piedra o con ladrillones a la vista.

El Pasaje del profesor Corso, llamado así por un amigo de Campana, es uno de los callejones que está en la lista de imperdibles.

Muy cerquita, en el Pasaje del Búho nos sorprendimos al ver ventanas y puertas en el techo.

(Si te quedas un ratito y el día es soleado, la luz que se refleja en los vitreaux de los ventanales superiores le dá un toque especial)

Pasajes de Campanópolis

La Casa Proa de Barco, el Puente sin Fin y la Casa de Piedra nos obligaron a hacer un alto en el recorrido para ver los detalles mientras los guias nos contaban acerca de la historia de vida de Don Antonio, su forma de crear intuitiva y su constante búsqueda de materiales.

Otro de los sectores que nos encantó fueron las 12 Casitas del Bosque. Cada una con un estilo diferente y rodeadas de arboles.

Destacamos para el aplauso el Museo de las Rejas, el de los Caireles, el Museo del Hierro y el Museo de la Madera.

Allí nos sorprendimos con la variedad de objetos de diseño diferente y nos obligamos a imaginar de donde provenian esas extensas escaleras de madera o las rejas o los caireles que cuelgan de los techos.

Campanópolis

La creatividad al 100 % de Campana, lo llevó a poner en algunas de las torres, patas de cama, tal vez simulando pararayos. Increible, verdad? Y no quedan nada mal !

A causa de estos detalles, se dice que Campanópolis tiene un estilo ecléctico y con un parecido a las del medioevo.

Campanópolis

Villa Nueva

La Villa Nueva es el último área que creó Antonio Campana y está sin terminar.

Sus hijos, que actualmente administran el predio, por el momento mantendrán ésta área así como lo dejó Don Antonio antes de morir.

Dicen que Campana dibujaba en papelitos o retazos de diarios lo que se le iba ocurriendo y que se los mostraba a los albañiles que debian interpretar y plasmar la idea. Muchos de esos dibujos se han perdido con los años, por eso, quizá, si alguna vez se recuperan, se completen las construcciones.

Como en el área de la aldea antigüa, tambien hay puertas falsas o escaleras al cielo que no te llevan a ninguna parte.

Durante la visita, bien podria uno enhebrar palabras y plasmar en versos todo lo visto, dejando volar también la imaginación.

Villa Nueva en Campanópolis

En la Villa Nueva, las construcciones son diferentes a las que vimos antes, ya que algunos edificios tienen detalles que nos recordaron por momentos a las de Gaudí.

En tanto que otras edificaciones tienen impronta de la arquitectura árabe.

Campanópolis, una aldea medieval fascinante

El recorrido que duró unas 3 horas, nos dejó fascinados. Y cada centavo gastado en la entrada, valió la pena.

Aplaudimos la fuerza de la intuición e imaginación de Antonio Campana que nos ha dejado como legado un atractivo para disfrutar, pero principalmente rescatamos la decisión y el esfuerzo por lograr sus sueños.

Creemos que ese es su sello más valioso.

Campanópolis

Si aún no te convencimos de visitar Campanópolis, te dejamos nuestro video!

About the author

La vida es un viaje y si se puede latir fuerte, la vas a dejar pasar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =