Nuestra primera vez en Madrid


Hace tiempo que teníamos pendiente contarles sobre nuestro primer viaje a Madrid y hoy revisando algunas fotos nos dimos el envión para escribir este post.

Desconocemos por que hemos dejado pasar el tiempo sin contar nuestra experiencia en esta ciudad, aunque creemos que se debe a que siempre que pensamos en Madrid, nos dan ganas de emitir los pasajes y volver a caminar por sus calles…

Nuestro primer viaje lo hicimos como parte de un round trip por España, Francia y Londres, en un viaje de 18 días.

Viniendo de Galicia, y pasando por Segovia, elegimos quedarnos en Madrid unos 4 días, sin embargo mas tarde nos daríamos cuenta que fueron poquito tiempo para conocerla, así que volvimos a anotar la ciudad en nuestra “Wishes List” de Viajes para una segunda visita.

Madrid nos recibió un viernes de febrero por la tarde con lluvias, frío y un intenso tránsito, así que una vez que devolvimos el auto que habíamos alquilado, nos fuimos al apartamento que contratamos por Airbnb, a solo 2 cuadras del Parque del Retiro.

El sol saldría de a ratos en los siguientes días, pero no nos importó en absoluto salir a comprar paraguas y disfrutar de la ciudad.

 

Vista desde el apartamento. Entre nublado y soleado, Madrid se desperezó lentamente…

 

El sábado, Madrid parecía descansar ligeramente y en la zona donde estábamos alojados había considerablemente menos tráfico, aunque el movimiento de turistas y madrileños disfrutando de la capital española nos hizo saber que la ciudad Late intensamente todos los días….

Como nosotros !!

Por supuesto que estando tan cerca del Parque del Retiro, aprovechamos la primera hora de la mañana y nuestra primera caminata fue hacia allí. 

Ya desde temprano en el Parque hay reunión de deportistas y runners, que contagian esas ganas de salir corriendo al trotecito para subir la temperatura en un día frío. 

La primera opción de la visita al parque seria el Palacio de Cristal, que fue construido en 1887 e inicialmente pensado como un gigantesco invernadero, aunque eventualmente es sede de exposiciones.

 

El Palacio de Cristal en dias soleados es mas bonito.

 

Lo que nos atrapó fue la construcción del palacio y su emplazamiento, en la parte interna del Parque y al que se llega por algunos de los caminos alternativos entre plantas y flores, y al lado del Estanque Grande, que recibe la visita de madrileños y turistas para tomar el sol, pasear, sacar fotos, ver los patos o subirse a alguna barca para remar.

 

El Parque del Retiro es enorme. Ideal para pasear cuando no llueve.

 

También dentro del parque encontramos el Palacio de Velázquez, construido en 1881 y que actualmente sirve de sala de exposiciones de obras artísticas.

 

Velazquez ha dejado impronta en la ciudad. Entra al Museo dentro del Parque del Retiro

 

Algo interesante del Palacio es su techo, así que al visitarlo tendrán que mirar hacia arriba para observar sus bóvedas de hierro que permiten el ingreso de la luz natural, ademas de sus detalles de esculturas al ingreso. 

El acceso a las muestras es gratuito.

El Parque del Retiro es gigante (tiene 125 hectáreas) y vale la pena recorrerlo entero. Si se dan días lindos, por que no, echar una manta en el césped y disfrutar de un buen pic nic y de los artistas callejeros que dan shows a la gorra.

De salida del Parque pasamos por la escultura del Angel Caído, la Rosaleda, el Parterre Francés que alberga el árbol mas antiguo de Madrid (dicen de unos 400 años) y los Jardines de Cecilio Rodriguez, y para visitar muy cerquita de allí está también la famosa Estación de Atocha.

 

Atocha

 

La estación es centro neurálgico del transporte en la ciudad, ya que allí confluyen los servicios de trenes de Cercanías, del Renfe AVE (Alta Velocidad Española), los Regionales o media distancia, por lo que tiene gran afluencia de pasajeros. Y ademas, cuenta con acceso al Metro de Madrid, la línea 1.

Mas allá de si se hará uso de algún medio de transporte, vale la pena visitar el edificio ya que en 1992 fue remodelado y si bien se conservó la estructura de la estación, en su interior hay un jardín tropical con estanques, plantas acuáticas y hasta tortugas galápagos!

 

 

 

Atocha

 

 

Ademas la estación también cuenta con de locales de comidas, ropa, regalaría y exposiciones itinerantes.

El 11 de Marzo de 2004 la estación sufrió un atentado terrorista donde fallecieron casi 200 personas dejando una herida bastante grande en los madrileños y en España en si.

 

 

 

Caminando unas cuadras, llegamos hasta el Museo Reina Sofia, que ofrece una colección interesante y exposiciones con obras siempre a la vanguardia.

 

Esperando la apertura del museo Reina Sofia

 

Nosotros ya teníamos incluida la visita en nuestra tarjeta turística Madrid Card.

En caso que no se cuente con esta facilidad la entrada sale unos 10 euros.

El recorrido de las diferentes salas puede llevar mas de medio día, dependiendo del interés que se tenga en la apreciación de las obras de arte.

Frente al museo hay una plaza y varios bares o restaurantes donde se puede/debe probar gastronomía típica o simplemente disfrutar de unas tapas. Pero la como la zona es mas turística, si se quiere disfrutar de una gastronomía pura Madrileña tal vez es mejor recorrer otros barrios.

Nosotros preferimos ir hasta el Mercado Anton Martin (que también es una estación de metro) donde uno puede comprar variedad de productos (Carnes, Pescados, Frutas…) o simplemente sentarse a tomar unas cañas o un buen vermouth (o vermut para los de mas confianza….) en algunos de sus puestos.

 

El Vermout…

 

 

Es un mercado de barrio y esta rodeado de un ambiente algo bohemio. Allí después de unos vermut, compramos lo que necesitábamos para cocinar en los días subsiguientes en el apartamento.

Nuestro segundo día en Madrid, amaneció con un buen sol, aunque no tardarían en aparecer nubes en el cielo.

Como nos encanta caminar y estábamos cerca, nos fuimos hasta la clásica Puerta del Sol, punto de encuentro si los hay en Madrid.

Allí no podes perderte de sacarte una foto con el monumento de El Oso y el Madroño , pisar la baldosa del Km 0, mirar la Real Casa de Correos y su torre característica con el reloj o recorrer la estación de Metro SOL… 

Descubrimos que en uno de los pisos superiores del Corte Ingles, que esta en una de sus esquinas, hay un bar al que se ingresa por el local y luego subiendo las escaleras mecánicas.

El lugar es interesante porque dispone de mesas en su interior y en su terraza exterior y te aseguramos que, por las vistas de la ciudad y la plaza que empezara a iluminarse, es un buen lugar para descansar al atardecer y empezar con unas tapas la noche.

Caminando unos pasos, nos quedamos comiendo unas torrijas en la archiconocida cafetería y pastelería La Mallorquina, de pie y en medio de un montón de gente como nunca habíamos visto antes en locales de este tipo. También podes tomar un café o un chocolate con churros de los clásicos de España!

 

 

Un mundo de gente en la Mayorquina.

 

Si, esas torrijas nos comimos!!

 

Seguimos la mañana hasta la Plaza Mayor, otro de los iconos de la ciudad y siempre con turistas que van y vienen.

Si podes participar de un tour, allí te enterarás que la plaza reúne hechos históricos variados y cada uno de los edificios que la circundan también cuentan sobre el poder político de la ciudad.

 

Por suerte, cuando llegamos a la Plaza Mayor, salio el sol (aunque 5 minutos antes habia llovido)

 

La Casa de la Panadería, la Casa de la Carnicería… fue Plaza de corrida de toros y lugar de ejecuciones publicas, ademas de lugar de reunión para celebraciones de todo tipo.

Si lo deseas también podes hacer una parada para tomar y comer algo rico para después visitar los comercios de la zona.

Aunque nosotros preferimos seguir hacia nuestra visita al Museo del Prado.

 

En el Museo del Prado siempre hay movimiento. Una de las visitas que mas nos gustaron!

 

Si te gustan los museos como a nosotros, reservate no menos de media jornada para la visita, porque es realmente amplio y hay mucho para ver. Nosotros lo disfrutamos al máximo y admiramos las obras de El Greco, Velazquez, El Bosco, Rembrandt, Durero y Rubens. 

Con una historia que se inicio en 1819 con su inauguración, muy bien conservado ediliciamente, con los detalles de los mejores museos del mundo, el Prado reúne colecciones de valor y actividades en toda época del año.

Te sugerimos usar las audio-guías que ofrece el museo para conocer detalles de cada una de las obras expuestas y sus autores.

Nosotros nos pasamos casi todo el día allí porque lo vale.

Hay días y horarios en que la entrada es gratuita, por lo que te sugerimos que lo chequees en la pagina del museo.

La zona donde se emplaza el museo es muy bonita ademas, cerca del Parque del Retiro, de la Iglesia de los Jerónimos, la Real Academia Española, la Fuente de Neptuno, el Museo Naval y el Museo Thyssen-Bornemisza.

 

La Iglesia de los Jerónimos es para visitar!!

 

De regreso al apartamento pasamos por una Capilla (en calle Atocha 87);  que tenia sus puertas abiertas. y como decimos en Argentina, ¨vi luz y subí¨, aunque en este caso seria…¨ vi puerta abierta y entré¨.

Así descubrimos la Hermandad del Silencio y Cofradía de los Nazarenos.

 

La entrada a la iglesia pasa desapercibida, pero su interior es muy interesante.

 

Hablamos con un Sr. muy amable, que viéndonos sorprendidos por el paso  (plataforma donde se lleva en procesión a las imágenes religiosas en las procesiones), nos contó acerca de la cofradía y las procesiones que efectúan en semana santa, trasladando al Santísimo Cristo de la Fe, y como durante todo el año los costaleros se reúnen a ensayar para tamaña y emotiva ocasión.

Esta hermandad es una de las mas antiguas de Madrid, y realmente no podemos imaginar cuanto peso trasladan en su marcha, aunque si hemos visto en videos que es una procesión emocionante y dicen que es una de las mas esperadas de la zona.

Por lo tanto, cerramos el día con un aprendizaje nuevo e inesperado.

Esta es una de las tantas cosas que nos gustan de viajar.

El día siguiente teníamos como destino El Palacio Real. Lo recorrimos por dentro y te sugerimos esta experiencia, nuevamente con las audio-guías que ofrecen al ingreso.

 

Paseando con frio y sol!! Madrid se aprovecha todo el tiempo!

 

El palacio cuenta en el exterior con un patio inmenso que actualmente se usa para recepción de visitas oficiales y eventos, cambio de guardia (que podes ver los días miércoles) y relevos. Por su parte, en el interior se destacan la escalera principal y los salones de la planta alta, siendo el Salón de Columnas el testigo de grandes acontecimientos de la historia Española. Donde el mas importante de los últimos años sin dudas fue el de la firma de la abdicación de Juan Carlos I.

Si querés conocer el Palacio Real de manera gratuita, de lunes a jueves de 18 a 20 hs. podes ingresar sin pagar 1 euro.

También podes caminar por sus jardines, como el Jardin Sabattini frente al palacio, el Campo del Moro o la Plaza de Oriente. Y finalmente perder la cabeza con la Catedral de La Almudena.

 

Vista de la Almudena desde el interior del Palacio Real

 

Muy cerquita de allí, para nada despreciable, esta el Templo de Debod. Pero nosotros lo conoceríamos en nuestro segundo viaje a Madrid.

Hicimos tiempo y nos fuimos al Estadio Santiago Bernabéu, casa del mítico Real Madrid, porque como Argentinos amantes del fútbol, es imposible no pasar por estos lugares.

 

Hala Madrid!!

 

Hicimos el Tour Bernabeu completo y nos sorprendió este verdadero teatro donde se juegan partidos de fútbol. 

Ya teníamos la entrada a través de la Madrid Card, pero si vas sin ella, el Tour vale unos 18 Euros. 

No te pierdas el Museo con la historia de los grandes jugadores madrilistas y la vitrina con todas las Orejonas (copas UEFA, para quien no conoce el apodo).

El Tour también pasa por el vestuario, la sala de prensa, el palco presidencial y de periodistas y lo mejor de lo mejor… ingresa al campo de juego pasando por el túnel por el que entran los jugadores en cada partido y como si esto fuera poco, uno se puede sentar en los bancos como un jugador del club.

Te aseguramos que la cancha se ve diferente desde acá y te van a dar unas ganas barbaras de pisar el césped con la pelota en el pie para hacerte unos jueguitos.

El ultimo día la pasamos de caminata por la Cibeles y la Puerta de Alcalá, recorriendo la gran vía y la Plaza de Toros, un emblema de la ciudad, estés o no de acuerdo con las corridas.

 

Puerta de Alcalá

 

Plaza de Toros: Hacia un frioooo terrible cuando entramos a las gradas. Pero en el interior habia espacios calefaccionados por suerte.

 

A pasos de La Cibeles famosa, no te pierdas los bellos edificios!

 

 

Para nosotros Madrid fue como estar un poco en Buenos Aires. Claro que se le parece en algunos aspectos y en otros no tanto, pero con sus hermosos edificios, con la vida que tiene la ciudad y con su exquisita gastronomía, Madrid hizo que nos sintiéramos como en casa. 

Este primer viaje, aunque de pocos días, fue un primer vistazo que valió mucho la pena y que nos dejó con ganas de volver…

 

Seguinos en

Twitter: http://www.twitter.com/beatstraveler

Instagram: http://www.instagram.com/travelers_beats

Facebook: http://www.facebook.com/travelersbeats/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCFu5x-htuZ3qvZPSqiQMvhA